¿Cómo hacer para llegar a fin de mes?

Hoy tratamos una de las cuestiones que más preocupan a la mayoría de familias españolas. La pregunta que encabeza este artículo es realmente ambiciosa, y es que durante estos años de crisis, la economía doméstica ha sufrido un claro descenso de los ingresos –principalmente debido al desempleo- y un vertiginoso ascenso de los gastos –en gran parte por los impuestos-. Sabedores de la complejidad del tema, no vamos a darte recetas mágicas ni trucos para conseguir dinero rápido. Nuestra intención es proveerte de algunos consejos para abordar los últimos días del mes con algo más de tranquilidad y quién sabe, pudiendo ahorrar un dinerito extra en vistas al futuro. ¡Vamos a por ello!

fin de mes

Controlar nuestro presupuesto mensual

En algunos casos, llegar a fin de mes con serios apuros nace de la ausencia de planificación. ¿Esto qué significa? Pues básicamente que no somos conscientes de todas las partidas por las que se escapa nuestro dinero.
Detallar cada gasto que surge cada mes es el primer paso para tratar de reducirlo. A la hora de presupuestar nuestra cuenta de gastos, debemos tener en cuenta aquellos gastos fijos a los que vamos a tener que responder de forma obligatoria: la hipoteca, las facturas del agua, la luz, el gas, la compra semanal, Internet, teléfonos… y un largo etcétera.
Después deberemos comparar con nuestros ingresos para tomar decisiones en función de nuestro equilibrio financiero. Si quieres un análisis más pormenorizado, sólo tienes que visitar nuestro post sobre cómo calcular los gastos mensuales pinchando aquí. Una vez pasado el agobio momentáneo de conocer la cantidad de dinero que destinamos a cubrir nuestros gastos cotidianos, comprobarás que tener un conocimiento exacto de la contabilidad de tu hogar será de gran ayuda.

Creación de un fondo de emergencia

En muchas ocasiones, la mayor parte de las penurias económicas en los hogares procede de un imprevisto que nos ha trastocado los planes. Un imprevisto, es una situación que no esperas. En ningún caso puede ser la póliza de tu seguro, la vuelta al cole de los niños o la revisión del coche. Eso son gastos programados a los que debes estar preparado para responder si has planificado bien tu presupuesto. Aquí nos referimos a un accidente con el coche, la renovación de un electrodoméstico estropeado o cualquier situación inesperada.

Debemos tener un remanente mensual para poder afrontar un gasto de esta naturaleza sin tener que renunciar al pago de cualquier factura, cuestión que podría obligarte a pagar intereses de demora. Para ello, es necesario que en la medida de los posible ahorremos una cantidad de dinero, acostumbrándonos a aportar a nuestro fondo cada mes. Si no te ocurre ningún suceso imprevisto, ¡Genial!, podrás aumentar este depósito y en un futuro plantearte realizar alguna inversión. En caso de que pase algo, vivirás con la tranquilidad de tener un fondo de emergencia que te permitirá respirar hasta que llegue tu nueva nómina.


fondo emergencia

Estirar el dinero es posible

Un par de líneas más arriba hablábamos de invertir el dinero ahorrado. Más allá de acciones y bonos, podemos pensar en el ahorro a largo plazo con unos simples apaños en el hogar. Reducirás el consumo, las facturas y harás un uso más responsable de los diferentes equipamientos en casa. Aquí van unos consejos rápidos en este sentido:

  • Renovar nuestras bombillas por unas de bajo consumo
  • Instalar perlizadores en los diferentes baños de casa
  • Sustituir nuestra compañía de móvil/Internet por una operadora online
  • Estabilizar la temperatura entre 17º y 21º a través de termostatos

El coche, un vehículo a evitar

Salvo que tu puesto de trabajo o las obligaciones diarias te lo impidan, tienes que aparcar el coche entre semana para llegar a fin de mes más desahogado. El combustible y el mantenimiento de tu vehículo particular supone un gasto que nos podemos ahorrar si eliminamos la pereza de nuestro cuerpo y buscamos alternativas más económicas y saludables. Como habrás podido comprobar en nuestros posts sobre ahorrar en gasolina o transporte, somos grandes defensores de la bicicleta como vehículo urbano. No gastas nada, haces ejercicio y cuidas el medio ambiente. En caso de que no exista una buena red de carriles bici en tu ciudad –situación complicada, debido al crecimiento de estas vías-, antes que sacar tu coche te aconsejamos que utilices el transporte público. Lo más barato es apostar por los bonos de temporada, donde conseguirás que cada viaje te salga “tirado” de precio. Es un coste, pero ni de lejos se acerca al gasto que supone encender el motor de tu vehículo propio.

Exprime cada céntimo de tu compra semanal

Antes hemos nombrado de refilón la compra de comida, y es una partida que podemos aprender a controlar, de tal forma que lleguemos a ajustar cada céntimo de nuestro ticket de compra. Puedes  encontrar un artículo detallado al respecto en nuestro artículo sobre el gasto semanal en alimentación, pero ahora te vamos a dar las claves para no tener que acabar el mes alimentando a la familia de forma inadecuada.

En primer lugar, programa tu menú semanal y trata de presupuestar un coste asumible por la economía familiar. Si crees que la planificación de tus platos ha sido un éxito, trata de repetir este menú –cambiando algunos ingredientes para no aburrirnos- durante las 4 semanas que tiene el mes. Con el fin de ajustar al máximo, elabora una lista de la compra y jamás te salgas de ella. Además, deberás realizar un estudio de los supermercados más próximos a tu domicilio para detectar en cuáles es más interesante comprar la carne, la fruta o el pescado.

En segundo lugar, te traemos una original idea que nace del consumo colaborativo y el uso de las nuevas tecnologías: los grupos de consumo. Son colectivos que suelen comprar alimentos ecológicos de una forma más económica, gracias a que realizan pedidos directamente a los productores. El ahorro proviene de la ausencia de intermediarios y es una solución sostenible para proveerse de alimentos naturales y de calidad al mejor precio. Si estás interesado, puedes visitar Lacolmenadicequesi o Yocomprosano.

grupos consumo

¿Has tomado nota de todos nuestros consejos para que tú y tu familia lleguéis más tranquilos a fin de mes? Seguro que sí, ahora puedes seguir informándote sobre otros trucos para reducir los gastos domésticos a través de nuestra guía de trucos para ahorrar. Y tus compras online también pueden salirte mucho más baratas si te aprovechas de los cupones promocionales de Codigodedescuentos.com. Por último, encontrarás útiles consejos y novedades en nuestro blog así como en las redes sociales. Estamos presentes en Facebook, Twitter, Youtube y GooglePlus.

0 Respuestas a “¿Cómo hacer para llegar a fin de mes?”


  • Sin comentarios

Participa con un comentario